Las plataformas de elevación son un tipo de máquina móvil que funciona para desplazar a las personas hasta una posición de trabajo en altura. En el mercado, hay una gran variedad de modelos y tipos.

Plataformas de elevación personales: son plataformas que deben ser maniobradas por una sola persona. Son ideales para proyectos en interiores.

Plataformas de elevación tipo tijeras: es un modelo que funciona y sube de forma vertical, su principal característica son brazos en forma de tijera que se entrelazan entre sí. Son ideales para proyectos en interiores y exteriores.

Plataformas de elevación articuladas: son plataformas construidas con dos brazos articulados, hay modelos que cuentan con brazos articulados. Son ideales para proyectos en exteriores ya que alcanzan grandes alturas.

Plataformas de elevación telescópicas: las plataformas telescópicas cuentan con brazos en forma de telescopio que funcionan de forma hidráulica. Este tipo de modelo se recomienda en áreas con acceso limitado e interiores.